¿Quien era Santa María Salomé?

procesión Santa 2011

Santa María Salomé desde el punto de vista etimológico, su nombre deriva de “shalom”, que significa paz, prosperidad., (una de las Tres Marías de las que tanto se hablan en los Evangelios.) con toda probabilidad es una hermana de la Santísima Virgen María, de la que habla San Juan (19, 25): “Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena”.

Es mencionada como Salomé (Marcos, 15, 40) y como la madre de los hijos de Zebedeo (Mateo, 27, 56). Según el evangelista Marcos (16, 1) ella está entre las tres mujeres que fueron al sepulcro la mañana del Domingo de Resurrección. Y tanto Mateo como Marcos relatan el episodio en el que ella pide a Jesús un puesto de honor en su Reino para sus dos hijos.

  • ¿qué madre no intercede por sus hijos? “Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, y se postró como para pedirle algo.

- Él le dijo: ¿Qué quieres?

-Ella contestó: Manda que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y otro a tu izquierda, en tu Reino.

-Replicó Jesús: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber?

-Ellos le contestaron: Sí, podemos.

-Dijo Jesús: Mi copa, sí la beberéis, pero sentarse a mi derecha o mi izquierda no es cosa mía el concederlo, sino que es para quienes está preparado por mi Padre”. (Mateo, 20, 20-23).

Es verdad que la madre pide por sus hijos, pero también es verdad que ellos le dicen al Maestro que están dispuestos a seguirle hasta el final. Y así fue.

Urna con los huesos de la Santa en Veroli, Italia.

Desde la antigüedad recibe culto entre las “mujeres mirróforas”, ya sea en Palestina, Constantinopla y aun en las Galias. En Veroli, que es un pueblecito italiano, existe la tradición de que acompañada por dos compañeros de peregrinación llamados Blás y Demetrio, estuvieron predicando el dicha ciudad, que fueron hospedados por un tal Mauro en los suburbios de la misma, que evangelizaron toda la comarca y que allí murió plácidamente siendo ya anciana, o sea, que no murió mártir y que esto ocurrió un 22 de octubre de un año sin precisar. Sus compañeros Blas y Demetrio sí murieron mártires. En Veroli la llaman también María Jacoba.
El testimonio más antiguo a la santa en dicha ciudad data del año 1209, según una carta que le envía el abad de Casamari al Papa Inocencio III. En ella se dice que el obispo Odón encontró las reliquias y que las puso a la pública veneración. Es curioso quizás, pero está constatado históricamente que en Veroli, desde el siglo IX, muchas mujeres llevan el nombre de Salomé.
El Martirologio de la Abadía de San Erasmo, que está en dicha ciudad, dice que desde el siglo XIII su fiesta se celebra el día 25 de mayo.

Urna original de piedra donde estuvieron primitivamente las reliquias de la Santa. Cripta
de la catedral de Veroli, Italia.

Cuando descubrieron las reliquias en el 1209, construyeron una capilla en el lugar donde se encontraba la tumba; las reliquias estaban dentro de un arca de piedra que aun se conserva en la ciudad. El obispo Leto (1212-1224) puso el cráneo de la Santa dentro de un busto de plata y el resto de las reliquias en dos cajas de plata. En una de las cajas está ella representada con sus dos hijos llevando una ampolla de aromas y en la otra, está representada con el obispo Leto y con San Andrés. En la actualidad, la iglesia construida donde estaba la tumba es la sede de una Cofradía erigida en su honor y el Papa Nicolás IV, mediante una Bula del año 1289, la enriqueció con indulgencias. El terremoto del 18 de septiembre del año 1350 destruyó la iglesia, pero las reliquias se salvaron y el 25 de mayo del 1351, las reliquias fueron llevadas a la Catedral de Veroli donde estuvieron hasta el 25 de mayo de 1742, fecha en la que el obispo Lorenzo Tartagui las restituyó a su iglesia, que había sido reedificada.
Su festividad se celebra tres veces: el 22 de octubre como el “dies natalis”, el 17 de octubre (hoy) como el día en el que se encontraron sus reliquias y el 25 de mayo como el día del traslado de las mismas. Iconográficamente se la representa con las mujeres mirróforas: María Magdalena, María la madre de Santiago el Menor y de José y ella misma, María Salomé, madre de Santiago el Mayor y de Juan. También se representa a las tres en la escena del Santo Entierro de Cristo y a veces, a ella, con sus dos hijos pequeños: uno en el regazo y el otro cogido de la mano.

Procesión Santa 2011, reliquias de nuestra patrona llegada desde Veroli (Italia)

 

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.