Octava etapa de Jacinto Martín, “Camino Primitivo”

En esta octava etapa nuestro peregrino ha llegado hasta Santiago de Compostela, salió desde Arzua y con un total de 33 kilómetros completo la etapa. La etapa la ha realizado con impermeable debido a que se ha llevado todo el día lloviendo y con muchas rachas de vientos. Llego a Santiago sobre las 13:00 horas, visitando al apóstol en la catedral y la Iglesia de nuestra patrona Santa María Salomé, allí en Santiago.

Ahora Jacinto esta preparando para seguir su viaje, y es que el camino de Santiago no termina en Santiago sino en Finisterre, y es hasta allí donde se dirige el peregrino bonariego.

 

Siguiendo por la Rúa do Carmen, se sale de Arzúa, descendiendo entre huertos y prados hasta el robledal de As Barrosas, que se deja a la izquierda, para salir a la N-547, por la que se avanza unos metros, tras los cuales, se abandona por la izquierda, tomando un camino de tierra que asciende hasta Raído, al otro lado del río de su mismo nombre. Allí se vuelve a la N-547, por la que se sigue unos 400m, y se abandona luego, por la derecha, a lo largo de una pista de concentración que pasa por las aldeas de Cortobe, Pereiriña, Calzada, Calle y Ferreiros hasta Boavista, a cuya salida, y por camino de tierra, en 1,5 km, se llega a Salceda, al borde de la N-547.

Se sale del pueblo, por un camino que, a la derecha, desemboca enseguida en ella, y se sigue unos metros, para volver a abandonarla por la izquierda por un camino que, por un bosque de pinos y eucaliptos, dejando a un lado Xen, y Ras, llega a Brea, donde cruza la N-547, para al cabo de medio kilómetro volve a salir a ella.

Se avanza por la carretera 1 km, y a la altura del Empalme de Santa Irene, se vuelve a salir por la derecha, a un camino que, en unos 700 m, la vuelve a cruzar y entra en Santa Irene, para volver a ella, dejando a la derecha el albergue de Santa Irene.

01_33_ArzuaSantiago

Nueva breve salida, para volver a cruzar la N=547 a la altura de un aserradero, bajar hasta Rçua y continuar hasta Burgo, pasado el cual, y como 1 km más adelante, justo en la gasolinera, cruzarla de nuevo, para aproximarse enseguida a Arca. Pasa el Camino bordeando esta localidad y, al cabo de 3 km, llega a Amenal, donde vuelve a cruzar la carretera, para proseguir por una calle que enseguida se convierte en frondoso corredor vegetal, y continúa hasta Cimadevila, desde donde se inicia un ascenso, por camino forestal, que deja a la izquierda el aeropuerto de Labacolla.

Dos kilómetros más adelante, se sale, esta vez a la N-544, por la que se desciende hasta el desvío, a la derecha, de San Paio, a cuya salida se cruza otra carretera y, en 1 km, se entra en la localidad de Lavacolla. Desde aquí, se desciende hasta el cauce del río Lavacolla, se cruza la carretera y, por pista asfaltada, se acomete el ascenso al Monte San Marcos.

A 1,5 km de Lavacolla, y dejando atrás la aldea de Vilamaior, el camino pasa sucesivamente por delante de las sedes de la TVG y de TVE. Muy pronto, se entra ya en la aldea de San Marcos, en pleno Monte do Gozo, con la ciudad de Santiago a la vista.

Desde la capilla de San Marcos, y dejando el ingente Complejo hospitalero del Monte do Gozo a la izquierda, se desciende hasta la N-544, y por ella se entra en el Barrio de San Lázaro, dejando la iglesia a la izquierda.

A continuación, el Camino entra en el Polígono de Fontiñas, y sigue por el Barrio dos Concheiros y la Rúa de San Pedro, hasta la Porta do Camiño. Franqueada ésta, por las Rúas das Casas Reais y das Animas, se llega a la Plaza de Cervantes, y por la calle de la Azabachería, pasando bajo el Arco del Obispo, a la mismísima Plaza del Obradoiro.

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.