Los burros, amarrados al pasado

Bonares ha organizado una exposición sobre estos animales para conmemorar el trienio del Nobel colaboración La muestra es una realidad gracias a las fotografías que han donado los niños del colegio Lora Tamayo de Bonares.

imagen.php2

La mezquindad de las personas ha permitido que la palabra burro se perpetúe como un apelativo para denostar la inteligencia de un personaje. Un insulto que han hecho correr la inopia y aquellos que jamás se han adentrado en la lectura de obras tan famosas como ‘Platero y yo’, del Nobel Juan Ramón Jiménez o ‘El Quijote’, de Miguel Cervantes, una práctica que les serviría para salir de su ostracismo y entender que los adjetivos que mejor definen a este insigne animal son: fidelidad, ternura y lealtad.

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.