La guardería de Bonares al borde del cierre de su comedor por impagos de la Junta

Los impagos de la Junta ponen en riesgo el comedor de la guardería

La necesidad de los padres que acuden a la campaña agrícola urge a una solución para el centro

guarderia2Los trabajadores de la Escuela Infantil Municipal Mafalda de Bonares han publicado a las puertas del centro un comunicado en el que exigen a la Junta de Andalucía que, «con la mayor urgencia posible», haga efectivas las liquidaciones de los cinco meses que han transcurrido desde el inicio de curso, a fin de «no poner en riesgo la prestación de servicios como el comedor escolar», que atiende a más de 50 niños.

Así se recoge en la notificación trasladada a los padres tras estallar la plantilla por el hecho de que «desde el comienzo de curso, el día 1 de septiembre de 2014, y hasta la fecha, el centro educativo no ha recibido el importe correspondiente a la bonificación del precio público que le corresponde abonar a la Administración conforme lo establecido en el artículo 33 del Decreto 149/2009, de 12 de mayo, por el que se regulan los centros que imparten el primer ciclo de la educación infantil».

Los progenitores han mostrado su malestar de que este servicio pueda suspenderse en el momento que más necesario es para las familias. No en vano, recuerdan que en estas fechas comienza el grueso de la campaña de recolección de frutas del bosque, por lo que el comedor escolar y el aula matinal son indispensables. Tanto padres como madres suelen aprovechar los meses finales del invierno y principio de la primavera para acceder a un mercado laboral que alcanza en estas fechas sus máximos picos de demanda, sabedores de que el sector agrícola es el único yacimiento de empleo como consecuencia de las altas tasas de paro que sufre la región.

Del mismo modo, los padres de los usuarios han destacado «la falta de apoyo» que desde las administraciones se presta a las familias, como para prescindir de uno de los servicios que dan cobertura social a quienes carecen de recursos económicos para contratar un canguro o, en su defecto, no tienen la suerte de tener con vida a parientes cercanos con quienes dejar a los pequeños.

Desde la guardería Mafalda declinaron la posibilidad de realizar declaraciones de ningún tipo a este periódico, ciñéndose al comunicado que hicieron circular, en el que detallan el rosario de «impagos» de la Administración autonómica correspondiente a «los servicios de atención socio educativa, comedor escolar y taller de juego a los que se refieren los artículos 30, 31 y 32 del de dicho decreto». Por todo ello reclamaron al Ayuntamiento (PSOE) la comprensión y ayuda para la pronta resolución de este grave problema.

Con independencia de estos contratiempos, añaden que «pese a la difícil situación» para «mantener el centro educativo en funcionamiento sin recibir el correspondiente pago del servicio, los trabajadores del centro siguen apostando por ofrecer en todo momento una adecuada atención socioeducativa», de tal modo que «los niños matriculados en el centro son prioridad absoluta para todos nosotros», sentencian.

El alcalde de Bonares, Juan Antonio García, destacó que en los próximos días se producirá el convenio para la concertación del servicio que está siguiendo los trámites burocráticos pertinentes. «La apuesta por la educación por parte de la Consejería de Educación es manifiesta e inequívoca», si bien los retrasos son puntuales, dijo, por lo que la lógica impone que las empresas que se nutren de subvenciones han de contar con la solvencia necesaria para tener margen de maniobra entre tanto se materializan los pagos. En cualquier caso, indicó que la relación contractual entre la institución local y la empresa que explota las instalaciones públicas «es excelente y da trabajo a personas del municipio».

Tras el comunicado de los trabajadores, el PP se hacía eco de la noticia y lamentaba que se ponga en riesgo dos servicios fundamentales como son el servicio de comedor y el aula matinal. El portavoz de la formación popular, Santiago Ponce, ensalzó el papel de la plantilla que, «a pesar de la difícil situación que están atravesando son capaces de entregarse a su trabajo con gran profesionalidad».

El edil censuró que mientras Susana Díaz «despilfarra varios millones de euros en unas elecciones anticipadas, mantiene los impagos a las guarderías públicas». A renglón seguido, el representante de los populares lamentó que el alcalde, José Antonio García, en vez de liderar esta reivindicación para sostener uno de los servicios sociales que cohesionan a las familias trabajadoras, «se vaya de viaje a Cuba para cuestiones que nada tienen que ver con nuestro municipio».

FUENTE: Huelva Información

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.