Interés y política

la columna de juan botPrólogo

La disociación del interés particular respecto a la función publica ha sido siempre una sospecha y objeto central de la crítica a los políticos, más aun cuando se les hace responsable de la crisis que afecta a la población, en un entorno de casos de corrupción. Los delitos no merecen discusión pero si aquellas actividades en las que  existe una laxitud regulatoria social o interna, al no estar claro el perjuicio para el ciudadano y se comprende o tolera como una actitud humana pero están presentes y enturbian todos los actos políticos.

Un ejemplo seria el inquietante caso de petición de consulta en Cataluña. Con la crisis el gobierno catalán decide achacar los problemas económicos de esta región al desfavorable balance tributario. Esto ayuda a corto plazo a CIU a explicar la crisis. Pero tiene más éxito del esperado y le obliga si no quiere hundirse en las encuestas a sacar su lado menos conservador, más nacionalista, convocando una consulta si quiere seguir gobernando con ERC. Pero espera que le saque del atolladero el partido socialista, puesto que tras unas elecciones plebiscitarias ambas formaciones se unirían en España y Cataluña con la renta de unas competencias y acuerdos, en un escenario de mejoría económica.

En todo esto el ciudadano de la región solo gana emociones, se le entretiene sin que se llegue a debatir formas de afrontar esta y otras posibles crisis, solo queda  el deseo persistir en el poder o de aumentar el número de votantes.

Quizás a nivel regional o nacional el teatro político sea difícil de superar cuando está en juego la supervivencia política  de la organización  de un partido y la de sus integrantes, con todos sus intereses personales legales. Pero a lo mejor se podría plantear un mejor ajuste entre esos intereses y los colectivos. Desde el principio. A nivel local.

Continuará…

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.