Innovación fresera a través del envasado, viajando con estilo

Dos hermanos rocianeros patentan y venden con éxito una peculiar tarrina con forma de fresón

flyer_presentacion_Página_1-webEl envase es el eslogan gráfico de una marca, esa primera seña de identidad que percibe el consumidor cuando se acerca a una estantería. Sin embargo, en la manufacturación agrícola el empaquetado no había recibido hasta ahora toda la atención que merece como factor determinante para ganar el favor del consumidor. Quizás por ello sorprende que un concepto tan sencillo, y a la par tan original, como un fresón como tarrina haya revolucionado el sector. Ahí reside la genialidad de Carmen y José Joaquín Parra, dos rocianeros que han patentado un práctico y estético envase con el que comercializar el oro rojo de la comarca.

La joven emprendedora explica que el diseño partió de su hermano, quien aplicó sus conocimientos como arquitecto para dar vida a un formato exclusivo donde el elemento clave fuese lograr una apariencia natural en el que las hojas verdes del fresón formasen la etiqueta. Fue a posteriori cuando los conocimientos de Parra entraron en escena para que esa imagen cumpliese su fin, a la hora de darle funcionalidad al diseño; «reforzando aspectos tales como la capacidad de la caja, elegir el mejor gramaje para la comercialización del producto, utilizar el propio cabo del fresón para abrir la tapa, e incluso que el envase tuviera la posibilidad de ser expuesto horizontalmente para una mejor visualización». En síntesis, pulir el producto hasta que ese diseño primigenio «fuese competitivo con los formatos ya existentes en el mercado».

Tres empresas de la provincia como Lujovi, (Rociana del Condado), Agromartin (Lepe) y Bonafru (Bonares)

Una vez patentado el diseño, el siguiente paso fue iniciar una ronda de negociaciones con las empresas hortofrutícolas más punteras del sector; aquellas que por su fortaleza empresarial y su capacidad de logística fueran capaces de distribuir el producto en los principales mercados internacionales.

Parra era consciente de que a priori resultaba difícil convencer a las empresas de invertir recursos en promocionar y comercializar un nuevo formato. «Hablamos de un sector, bastante conservador» que, para más inri, «sufre la incertidumbre de unos precios que no compensan los costes de recolección». Fue precisamente la búsqueda de lograr un valor añadido la que inspiró este diseño que ofrece a los productores un gramaje parecido a otras tarrinas, más concretamente entre 400 y 450 gramos, que permite que la fruta quede perfectamente careadas y se ajusten entre sí para evitar la deformación, logrando con ello que visualmente siempre presente su mejor cara.

El envase se presentó en la Feria Fruit Attraction de Madrid con enorme éxito después de que tres empresas de la provincia como Lujovi, (Rociana del Condado), Agromartin (Lepe) y Bonafru (Bonares) llegarán a un acuerdo con sus creadores para comercializar en exclusiva el envase, que ya cuenta con patentes en toda Europa y países de la zona del Continente, amén de países africanos como Marruecos.

El siguiente paso es la presentación en la Feria de Alimentación de Berlín que se celebra del 4 al 6 de febrero en la capital alemana y donde esperan poder mostrar este nuevo diseño «con forma, sabor y aroma a fresa». Es la prueba de fuego para un envase que en breve comenzará a estar presente en toda Europa y en tiendas gourmet.

Fuente Huelva Información

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.