Hoy, no es un domingo cualquiera

Hoy es un día de esos en el que esperas que llueva y descubres que tenemos un sol radiante con algunas nubes a su alrededor, un día 100%  primaveral, algo que no se esperaba, algo sorprendente y además domingo, ¿qué más se puede pedir? Trabajar, pues también.

Siempre me acuerdo de mi abuela cuando le preguntaba un domingo ¿Qué día es hoy? Ella respondía siempre sonriente:

<< Mañana es domingo, día de respingo, se casa Juanillo, con un pajarillo. ¿Quién es la madrina? Una golondrina. ¿Quién es el padrino? Un gorrión,… >>

Te levantas el domingo tempranito, eso sí para trabajar, y descubres que la vida no hay nada predecible, no hay nada en lo que nos podamos basar para descubrir el futuro, un futuro cada vez más incierto, más caótico, bueno, así nos lo pintan, pero como nada es predecible, no me creo “na” de los que predicen el tiempo, habrá días en los que acierten y habrá días, como el de hoy, que no dan una.

nubesHoy es un día de esos en los que se pueden gritar a los cuatro vientos «¡Porque la vida puede ser maravillosa!» como decía Andrés Montes en unas de sus frases célebres o como cantaba la gran Celia Cruz «la vida te da sorpresas…sorpresas te da la vida»

Hoy no es un domingo cualquiera, al despertar el día, el cual lo esperaba monstruoso y poco apetecible, descubres que es un estupendo día, que el “tío del tiempo” se ha vuelto a equivocar y para mejor.

Hoy es un día de esos en los que te apetece seguir viviendo.

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.