Historia de la presencia española en Filipinas

Los europeos llegaron a las islas por primera vez en marzo de 1521, cuando el navegante portugués Fernando de Magallanes arribó a Filipinas durante su intento de dar la vuelta al mundo por encargo de la Corona de España. Al mes siguiente, Magallanes murió en la isla de Mactan cuando intentaba imponer la soberanía española al jefe local, Lapu-Lapu.
Portugal, que ya poseía las cercanas Islas Molucas o de las Especias, reclamó la soberanía de Filipinas, apelando al Tratado de Tordesillas de 1494, en el que se reservaba el hemisferio oriental a la colonización portuguesa. Sin embargo, en 1542, una expedición militar reafirmó las pretensiones españolas y llamó al archipiélago islas Filipinas, en honor al entonces heredero al trono, y más tarde rey, Felipe II. Ingleses y holandeses ambicionaron el control de Filipinas durante décadas aunque sin llegar a conseguirlo.
A finales del siglo XIX comienzan a organizarse los filipinos contra el dominio español pero sus revueltas son aplastadas. Primero la Liga Filipina fundada por José Rizal en 1891 y que fue ejecutado cinco años más tarde, y después la organización Katipunan (Asociación) bajo el liderazgo de Emilio Aguinaldo, que al fracasar se exilia en Hong Kong.
Isabel II funda el Banco Español Filipino el 1 de agosto de 1851 pero hasta el 1 de mayo del año siguiente no pone en circulación los primeros billetes de 10, 25, 50 y 200 pesos fuertes. Es el papel moneda más antiguo de cuantos emitió España en el exterior.
El estallido de la guerra entre España y Estados Unidos, el 21 de abril de 1898, supuso el principio del fin. Nuestro país pierde el control sobre Cuba y Puerto Rico y el 1 de mayo también Filipinas en la batalla de Cavite, en la bahía de Manila.
Las nuevas autoridades estadounidenses autorizan al Banco Español Filipino a continuar emitiendo moneda aunque bajo la denominación de Banco de las Islas Filipinas. En 1904 el «peso fuerte» pasa a llamarse solamente «peso» como en la mayoría de las provincias españolas de ultramar.

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.