Eternal Running en El Rocío, una carrera para invencibles

Domingo 26 de Abril, 08:15, suena el despertador y como un resorte me levanto de la cama, hoy no es un día cualquiera, hoy es  especial, ¡por primera vez participaré en una Eternal Running! Tomamos como punto de encuentro un bar de nuestro pueblo donde nos metemos un buen desayuno entre pecho y espalda para ir con las pilas cargadas a tope rumbo a El Rocío.Eternal Running en El Rocío, una carrera para invencibles (2)

Ya en camino comienzan los cosquilleos por la barriga y salen a relucir los nervios en el coche donde viajábamos cuatro de los cinco “Invencibles” bonariegos que participamos en la prueba.

Entrando en la aldea comenzamos a ver a cientos de personas cargadas de ilusión y alegría que venían desde distintos puntos de la geografía onubense e incluso participantes de otras ciudades españolas y  otros tantos países, pues se trataba de un circuito de carreras a nivel mundial (http://eternalrunninginvencible.com/calendario/)

Eternal Running en El Rocío, una carrera para invencibles (4)Una vez aparcados nos dirigimos hacia el parque “La dehesilla” de El Rocío, punto de partida de esta prueba. Allí los futuros  invencibles  recogimos los dorsales y bolsas de corredor, nos pintamos las caras con pinturas de guerra y observamos los obstáculos con atención, como asumiendo lo que íbamos a hacer en unos minutos.  Decididos a seguir adelante nos cambiamos de ropa, nos colocamos el dorsal, nos dimos los últimos retoques y nos dirigimos a la zona de salida para realizar el calentamiento.

No llevábamos ni un minuto calentando cuando comenzó a llover, parecía que sería una lluvia poco duradera pero finalmente nos acompañó durante toda la carrera, lo que dio un toque de emoción a la carrera.

Minutos antes de las 11:00, hora prevista de la salida, nos colocamos en línea de salida y ¡se desató la locura! 1.500 personas saltaban, bailaban y gritaban al ritmo de la música que sonaba a todo volumen por todo el recinto esperando como locos el inicio de la carrera.

Eternal Running en El Rocío, una carrera para invencibles (1)¡Y por fín llegó! Tras dar el director de carrera el pitido inicial salimos desbocados a por los primeros obstáculos que estaban a unos 300 metros de la salida. Nos encontramos de todo, pequeños senderos con ramas que nos golpeaban la cara, salto de balas de paja, zanjas con barro,  correr por unos grandes agujeros que habían en la arena y muchos obstáculos más. Salimos de ellos y comenzamos la carrera a pié, que resulto ser  1,7 kilómetros más corta de lo se suponía que tenía que ser. En el tramo a pié pasamos varios obstáculos naturales, como atravesar un arroyo y pasar por debajo de un puente.

Llegando nuevamente a la zona de obstáculos, se podía oír a los espectadores como animaban bajo la lluvia, digno de reconocer el aguantar bajo el chaparrón con tal de ver a sus familiares y/o amigos.

Pasamos los numerosos y duros obstáculos hasta encarar la recta de meta, lo conseguimos, ¡¡SOMOS INVENCIBLES!!

En lo personal quedé satisfecho con el puesto 51 de una clasificación de casi 1.500 participantes, con un tiempo de 50 minutos en los 8,3 kilómetros de recorrido. Por desgracia no me encontré bien en ningún momento de la carrera a pié, sobre todo al salir de los primeros obstáculos, me encontraba muy mal e incluso se me pasó por la cabeza el pararme, pero el hecho de pensar que llevaba más de un mes preparando esta carrera de forma específica me ayudo a seguir corriendo sin parar. Una veintena de heridas y arañazos me acompañaran durante unos días, pero la satisfacción y el recuerdo de lo vivido perdurarán en mi mente de por vida.

Me gustaría felicitar a mis paisanos Juan José Coronel y Santiago Carrasco, a mi compañero de entrenamientos Santiago Regidor y sobretodo y muy merecidamente a Isaías Bueno, que logró un meritorio puesto número 17 y 2 de su categoría. ¡Enhorabuena crack!

Animo a todos a participar en una de estas pruebas, aunque sea andando, pues lo pasarás genial  y será una experiencia inolvidable. http://eternalrunninginvencible.com (enlace a la web)

Muchas gracias Juan María por permitirme contar la experiencia que pude vivir el domingo y compartirla con todos los seguidores de Bonares Actual. ¡Saludos!

Desde estas líneas quisiera dar mi más sentido pésame a la familia y amigos del compañero Invencible que falleció al rato de finalizar la carrera!! Descanse en paz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sergio Jimenez

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.