Entrevista a Regla Garrido, gerente de Frutas de Bonares

Regla Garrido

Gerente de Frutas de Bonares

REGLA GARRIDO GERENTE FRUTAS DE BONARES¿Qué papel ha venido a cumplir la Plataforma?

Está ayudándonos a los agricultores a que nos llegue el agua. La comarca lleva más de 30 años pidiéndola, los políticos prometiéndola, pasa el tiempo y aquí no llega nada. La Plataforma está arreando a los políticos para que se pongan las pilas y nos traigan el agua porque, por sí mismos, ellos sólo están prohibiendo y no aportan soluciones ni facilitan que se pongan en marcha las que proponemos desde el sector.

La unión de la Plataforma, ¿da resultados?

Todos estos pueblos de la comarca tienen el mismo problema. Al principio lo intentamos cada uno por su lado, pero no conseguíamos otra cosa que no fueran promesas. Nos decían “el agua ya viene”, pero lo único que ha venido ha sido el cierre de pozos. Al final vimos que el camino era más fácil si lo andábamos todos juntos. Es una necesidad tan enorme la que tenemos, un miedo tan grande, que nos hemos tenido que unir primero los agricultores y, después, todos los Ayuntamientos. Este respaldo que nos han dado los políticos locales no lo hemos encontrado luego a otros niveles y somos nosotros, los agricultores, los que hemos tenido que ponernos en pie y movernos para buscar las soluciones y ponerlas en marcha.

¿El Condado podría sobrevivir sin la agricultura?

Ni el Condado ni Huelva porque hay muchos que dependen de esta agricultura. Hablamos de empleados, empresas privadas, talleres, concesionarios de coches, tractores… Los pueblos no podrían vivir. Esta tela de araña va más allá del Condado. Hay muchas empresas externas que viven del agricultor. En Huelva no hay otros sectores que tiren de la economía como lo hace la agricultura. Las fábricas de la industria están cerrando, el turismo no es capaz de generar una gran mano de obra que sea estable durante meses. No hay otros servicios para que trabaje toda nuestra gente.

¿Cuánto más cree que podría aguantar el sector en esta situación?

Supongamos que nos den un año de moratoria para el uso del agua mientras llega el trasvase. ¿Y después tenemos que volver a pedir otro año? Cada año que va pasando es más difícil… El agricultor no puede estar con esta incertidumbre constante, pasa el tiempo, pasan las reuniones, se piden papeles… y nada se soluciona. Esto tiene que acabar algún día por el bien y la tranquilidad de todos.

¿Entiende el agricultor por qué no se soluciona el problema?

Los agricultores no entienden la falta de voluntad de la clase política. Ellos trabajan su tierra, hacen las cosas bien en su trabajo y quieren realidades, nada de promesas. Saben que hay problemas y que, cuando se arregla alguno, surgen nuevos obstáculos que hasta entonces no existían. Existe la sensación de que sólo nos están entreteniendo y esto acabará por destruir toda la agricultura del Condado. Por eso tenemos que encontrar la manera de que Doñana y la agricultura puedan ir de la mano como hasta ahora. Los agricultores quieren seguir teniéndola cerca, cuidarla y respetarla, trabajar en armonía con el medio ambiente. Nuestro sector, en Huelva, es un referente para otros. Somos pioneros en muchas cosas. Yo llevo 20 años en Bonares y he visto cómo se han ido adaptando, trabajando, hasta ser los primeros y haber ido incorporando poco a poco nuevas técnicas de cultivo, la investigación, la calidad, etc. Por eso exigimos a los políticos que nos ayuden a encontrar soluciones para afianzar esa sostenibilidad, pero da vergüenza que no tomen conciencia de nuestro problema y parece que tenemos que estar arreándoles para que trabajen y trasladen nuestros problemas a sus superiores.

“No podemos vivir con esta incertidumbre constante. Pasa el tiempo y no llegan las soluciones”

¿Siente el agricultor que tiene que estar continuamente demostrando lo bien que lo hace?

A veces nos preguntamos si tenemos que estar permanentemente en la calle, exigiendo. Con manifestaciones, con tractoradas, reuniones, demostrando que nos llevamos bien con Doñana, que somos respetuosos con el medio ambiente… Es agotador.

Fuente Revista Plataforma

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.