Día de los Dulces de la Calle de las Cuatro Esquinas

El domingo de resurrección en Bonares es, sobre todo, dulce. Y es que cada domingo de Pascua, tras la misa del alba, los vecinos de la localidad se adentran en la festividad de las cruces de mayo con el tradicional Día de los Dulces.

Al sonido del repique de campanas, las calles repletas de romero anunciaban ayer el inicio de una nueva temporada de gloria. En esta ocasión es la Cruz de las Cuatro Esquinas la encargada de la celebración del día, así como del romero de este año.

12 años han  tenido que pasar, para que la Cruz de la Calle las Cuatro Esquinas vuelva a protagonizar estas fiestas grandes de Bonares, el domingo de Resurrección es, sin duda, un día dulce para los bonariegos.

Como marca la tradición, Bonares dio el pistoletazo de salida a las fiestas de las Cruces de Mayo con el conocido Día de los Dulces, La Cruz de la calle de la Cuatro Esquinas será, este 2017, la protagonista de unos festejos con más de tres siglos de historia, tras la misa de alba, a primera hora de la mañana, el pueblo de Bonares vivió uno de los días más dulces del año.

El domingo de resurrección supone para los bonariegos el pistoletazo de salida de una de las fiestas con más arraigo en el Condado: Las Cruces de Mayo, este año, los  mayordomos y mayordomas, de la Cruz de la Calle de las Cuatro Esquinas han sido los encargados de preparar el primer día de festejos en torno a su cruz, y salió todo excepcional.

Tras la procesión del Santísimo, poco después de la misa de resurrección, se realiza una procesión por las calles que organizan las fiestas ese año, en este caso en torno a la calle de la Cuatro Esquinas.


En esta procesión, presidida por los padrinos de la Calle de las Cuatro Esquinas, los padrinos que representaron la cruz el año pasado (Calle la Fuente), y los padrinos que representarán la cruz el próximo año (Calle Larga).

A continuación, les acompañaba el resto de la Corporación Municipal, representantes de las demás cruces, y de las Hermandades, y como no podía ser de otra manera, la A.C. Banda de Música de Bonares.

El pueblo asistió a un desayuno organizado por la Cruz del Romero 2017, en el que se puede degustar, migas, dulces, chocolate y café en unas calles inundadas de Romero y tradición.

Se trata del primer acto con el que los bonariegos cogen impulso para vivir la celebración de sus preciadas Cruces de Mayo de Bonares.

Fotos Senujama

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.