Ataque al Municipalismo y a la Democracia en pleno Siglo XXI.

Contra la Reforma de la Administración Local del PP.

ALCALDE7JPGDesde que comenzó la crisis internacional Económico-Financiera en el año 2008, estamos viviendo un ataque al municipalismo, a la democracia y al estado del bienestar como jamás nunca se había conocido.
No me cabe ninguna duda, que todo lo que está ocurriendo desde el comienzo de esta crisis, obedece a una estrategia perfectamente orquestada de los lobbies de presión económicos/financieros con pensamiento neo-liberal, que aprovechando la ausencia de políticas de gobernanza mundial que regule los desequilibrios territoriales y/o sociales, introduce su modelo y adoctrinamiento político anteponiendo los intereses económicos antes que a las personas y/o ciudadanos.
Este nuevo imperio de orden mundial, está conformado por los mal llamados mercados, que no son nada más que grandes monopolios u oligopolios empresariales que influyen con sus decisiones en la oferta y demanda mundial, provocando colapsos, grandes caídas en las bolsas y lo peor de todo, doblegando a gobiernos de países legítimamente elegidos por sus ciudadanos, ante sus intereses económicos e imponiendo sus doctrinas o pensamientos.
En esa misma línea, los países con gobiernos neoliberales, hacen exactamente lo mismo, es decir obedecer consignas e instrucciones de las instituciones mundiales, a la vez manejadas por los mercados; en el caso de Europa es la Troika (FMI, BCE y CE) la que ordena y manda. Todo esto, como no podía ser de otra manera, afecta también a las administraciones más pequeñas y a la vez más cercana a los ciudadanos: Los Municipios y/o Ayuntamientos.
En España, también ocurre esto, y el gobierno central del Partido Popular entre otros recortes y reformas de gran calado antisocial; hace tres meses que puso en vigor la ley 27/2013 o también llamada “Ley de la Reforma de la Administración Local”, una ley que desde que el gobierno la anunció ya se advirtió que se recurriría ante el Tribunal Constitucional y finalmente así se ha hecho. Entre los que la hemos recurrido nos encontramos los Ayuntamientos, las Comunidades Autónomas y un gran número de Diputados Nacionales, incluidos los del mismo Partido Popular, algo insólito e inaudito.
Pero además,  día a día y mes a mes, está quedando demostrado que el argumento que utilizó el gobierno para la a aprobación e implantación de esta ley (el ahorro y la disminución del déficit nacional) es falso, por cuanto que los datos y la realidad demuestra que los Ayuntamientos son las administraciones que mejor gestionan y menor déficit producen en su conjunto.
Precisamente el propio Ministro de Hacienda acaba de presentar los datos del déficit de las Administraciones Públicas a finales de 2013, según los cuales prácticamente se ha alcanzado el objetivo previsto gracias a que los ayuntamientos han gastado menos de lo que podían, lo que puede entenderse a sensu contrario, que se ha alcanzado a pesar de que el Estado y las Comunidades Autónomas gastaron por encima de lo permitido, y todo esto cuando la Ley no se ha empezado a aplicar todavía de forma real.
De hecho si nos fijamos en los datos del Banco de España referidos a la deuda de las Administraciones Públicas según el protocolo de déficit excesivo en relación con el PIB, entre los años 2.000 a 2.013 la deuda del Estado creció 31,8 puntos, la de las Comunidades Autónomas 13,9 y la de la Administración Local sólo 1 punto.
Y a pesar de haber demostrado que los ayuntamientos, en su conjunto, somos los mejores gestores de lo público, desde el Gobierno se impulsó y se acabó aprobando esta ley de Reforma Local que pretende desapoderar los Ayuntamientos de competencias en favor de otros niveles de la Administración que han acreditado suficientemente no gestionar igual de bien esos recursos públicos y escasos.
Es decir, ya no sólo son los argumentos y teorías los que avalan lo errado de la Reforma sino que es la propia realidad, que siempre es tozuda, la que acaba de desacreditarla y pone negro sobre blanco el verdadero motivo de esta Reforma de la Administración local, que no es otra, que vaciar de competencias a los Ayuntamientos en favor de las empresas privadas y cambiar el modelo de servicio público por el privado.
España no es un país de ciudades, sino de pueblos y en ellos no hay duplicidades ni competencias impropias, ni siquiera solapamiento de competencias, sin embargo si hay servicios en precario o falta absoluta de ellos, porque en realidad los problemas de la Administración Local española son: su financiación y su poca dimensión, y no todo lo que ahora se pretende reformar y eliminar.
Además con fórmulas como las de colaboración intermunicipal o de agrupación en mancomunidades, se intenta resolver parte de ese problema al unirnos para buscar soluciones en conjunto y aprovechar la economía de escala.
Desde luego no se soluciona los problemas de las Administración Local con el sistema de tutelaje municipal instaurado en esta Ley de Reforma, ni con el traspaso de competencias a las Diputaciones y/o a unas Comunidades Autónomas absolutamente asfixiadas económicamente y más lejanas a los ciudadanos.
Por todo ello desde los Ayuntamientos, estamos viviendo un ataque al municipalismo y a la democracia como jamás se había conocido en España,  donde un pensamiento ideológico neoconservador y de derechas esta llevando a cabo políticas de desmantelamiento de los servicios públicos de calidad, para dar paso a servicios privados, cuyo objetivo principal no es la prestación de servicios a los ciudadanos, sino la rentabilidad de sus empresas.
Y lo más insólito e intervencionista, es que incluso a los Ayuntamientos con sus cuentas saneadas y con superávit o remanentes de tesorería positivos, como es el caso de Bonares por ejemplo, nos impide destinar nuestros ingresos a las políticas que nos demandan nuestros vecinos/as y que a la vez son necesarias para nuestros municipios.
Es por ello, que manifestamos nuestra indignación y desacuerdo ante la injusticia y el ataque que se está  llevando a cabo en pleno siglo XXI, al municipalismo, a la autonomía local y a la democracia española en general. Y por eso hemos recurrido al Tribunal Constitucional esta Ley.
@JAGarciaBonares

1 comment

Leave Comment

Deja un comentario, Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.